Satélite K

Sebas de la Calle, presenta videoclip y álbum, ‘Mi verdad’

El Sebas de la Calle presenta su segundo disco: Mi verdad (Rocket Music, 2018).

La autenticidad de este “rumbero de la calle que se siente querido y agradecido por su gente” fue lo que le convirtió en un fenómeno viral en Youtube, y lo auténtico del Sebas es precisamente lo que más brilla en este segundo trabajo, con arreglos que visten sus potentes canciones aportando un aire fresco y festivo a los temas movidos, pero también destacando el carácter íntimo de las canciones más tranquilas.

 

Cercano, como siempre, en Mi verdad, fiel a sus orígenes flamencos y rumberos, sigue cantando sobre vivencias propias en el barrio, tanto a través de ritmos alegres como de baladas profundas y sentidas. Pero ahora va más allá y también experimenta con otros sonidos y ritmos: la pegadiza “Fátima”, el primer avance del disco, cuenta con aires orientales tanto en la música como en la letra en árabe con la colaboración especial de Agaila Mohamed en la voz.

Videoclip de ‘Fátima’

👇¡Aquí te dejamos la letra!👇

Me envuelve con la brujería que mueve sus manos, cómo las domina.
El baile que tiene mi Fati bailando la danza de la morería.

عن كل الناس
‏ عن كل الناس
‏عندما تكون الحرب
‏بعيدا عن بلادي
[Sin nadie al rededor
En tiempos de guerra
Amándola
Lejos de su origen…]

Fátima, Fátima, a li li lai li la, a li li lai li la,
Fátima, Fátima, a li li lai li la, a li li lai li la,
Por ti daría sin dudar el alma mía, si me quisieras sería un sueño para mí.
Poder perderme en el hechizo de tu cuerpo.
Vivir contigo en el desierto de Calif.
Si me quisieras en mi alfombra te subía, a las estrellas te llevaría junto a mí.
Como en un cuento cumpliendo mil fantasías, sería Aladino, tú serías mi Jasmine.

Fátima, Fátima, a li li lai li la, a li li lai li la,
Fátima, Fátima, a li li lai li la, a li li lai li la,
Me rompe, me mata, me clava.
Tu viva sonrisa, tus ojos de gata.
Envidia te tiene la Alhambra, que tiene esa mora, que amores desata.

أحبيني
أحبيني بلا عقد
‏ايام
الأسبوع
و الساعة
[Ámame, ámame sin complejidad
Ámame durante días
Durante semanas
Durante horas]

Fátima, Fátima, a li li lai li la, a li li lai li la,
Fátima, Fátima, a li li lai li la, a li li lai li la,
Vivo cautivo en el embrujo de un ensueño, por una noche de locura y de pasión.
Desde aquel día no respiro ni razono, ando perdido como un loco por tu amor.
Qué más quisiera vida mía que volviera, aquel momento en que nos juremos amor.
Tú te marchaste mi corazón te llevaste.
En Casablanca está en tus manos, cuídalo.

ً هذي قساتين قديمة
بين أمير و أميرة
[Este es el relato de una antigua historia
La historia de un príncipe y una princesa

مين القمر لي أسحرا
هوا ما يعيش قيروها
وا هي أيدن ما تاعيش بيدون أمير
[Desde el cielo hasta el Sahara
Él no quiere vivir sin ti
Y ella tampoco sin su príncipe]

عندما تقوم الحرب
‏يحدونوه
‏بعيدا عن بلدي
‏بعيدا عن هذا العالم
‏عن كل الناس
[En tiempos de guerra
La cuida
Lejos de su origen
Lejos de su mundo
De su gente…]

ونعيش في البحر
‏ ‏‏وفي المدينة
[Y vivir en el mar
O en la ciudad]

Singles de ‘Mi Verdad’:

LA BICICLETA

Tú de qué vas y de dónde vienes.
Mi bicicleta me la devuelves, tú, tú, tú te la llevaste Miguel, dónde la tienes quisiera saber Miguel, a qué se debe que al volver la cara atrás no estaba, Miguel, donde la dejé.
No te dio por cuerpo “na” Miguel, levantármela.

Yo la amarré, yo la amarré a una farola, yo amarré mi bicicleta.
Se la llevó, no sé por qué pero sí sé que me quedé aquel día sin ella.
Yo la amarré, yo la amarré a una farola, yo amarré mi bicicleta.

Yo la amarré, yo la amarré a una farola, yo amarré mi bicicleta.
Se la llevó, no sé por qué pero sí sé que me quedé aquel día sin ella.
Yo la amarré, yo la amarré a una farola yo amarré mi bicicleta.

Tú de qué vas y de dónde vienes.
Mi bicicleta me la devuelves.
Estaba en un bar, no lo presencié pero tu carné en el suelo encontré.
No das para más.
No tienes nivel.
Ni para robar ya vales Miguel.
Niño ponte a trabajar, ya está bien, formalízate que aún te tendré que llevar, Miguel, tabaco a Tilés.

Yo la amarré, yo la amarré a una farola, yo amarré mi bicicleta.
Se la llevó, no sé por qué pero sí sé que me quedé aquel día sin ella.
Yo la amarré, yo la amarré a una farola, yo amarré mi bicicleta.

Yo la amarré, yo la amarré a una farola, yo amarré mi bicicleta.
Se la llevó, no sé por qué pero sí sé que me quedé aquel día sin ella.
Yo la amarré, yo la amarré a una farola, yo amarré mi bicicleta.

Tú de qué vas y de dónde vienes.
Mi bicicleta me la devuelves, tú, tú, tú te la llevaste Miguel, dónde la tienes, quisiera saber Miguel, a qué se debe que al volver la cara atrás no estaba, Miguel, donde la dejé.
No te dio por cuerpo “na” Miguel, levantármela.

Yo la amarré, yo la amarré a una farola, yo amarré mi bicicleta.
Se la llevó, no sé por qué pero sí sé que me quedé aquel día sin ella.
Yo la amarré, yo la amarré a una farola, yo amarré mi bicicleta.

Yo la amarré, yo la amarré a una farola, yo amarré mi bicicleta.
Se la llevó, no sé por qué pero sí sé que me quedé aquel día sin ella.
Yo la amarré, yo la amarré a una farola, yo amarré mi bicicleta.

Tú de qué vas, tú de qué vas…

 

¿Quieres saber más del Sebas de la Calle?

Sebastián Pallarés Santos, más conocido como “El Sebas de la Calle”, es un joven cantante y compositor nacido en 1984 en el extrarradio de Barcelona.

Criado entre guitarras y palmas, haciendo honor a sus tradiciones familiares, ha elegido su inconfundible voz y su bonita manera de transmitir su mensaje como su modo de vida. Merodea por las rumbas como nadie del siglo XXI y es capaz de llegar al alma de cualquier persona con sus letras.

Sebas de la Calle, humilde y sincero, en directo se presenta con una banda de míticos rumberos de la escena barcelonesa y juntos hacen una explosión de música que pocos logran conseguir, utilizando un amplio repertorio de composiciones propias y ayudándose de canciones/ himnos de otros artistas muy reconocidos de nuestro país.

Después de una maqueta autoeditada (de las que vendió centenares de copias de una manera totalmente artesana) y su álbum Melodías y pensamientos, presenta ahora su segundo disco oficial, Mi verdad.

El Sebas es un músico modesto que prefiere reducir su mérito y éxito a la complicidad y disfrute con su público, que cada vez en mayor cantidad acude a sus conciertos.